martes, marzo 25, 2008

Gestión de proyectos en la Administración Pública


Durante las pasadas vacaciones disfruté de unos buenos ratos de lectura con el libro de Paul Torday titulado La Pesca de Salmón en Yemen.

Se trata de una obra breve y amena, a lo que quizá contribuye el fresco intercambio de e-mails y cartas entre sus personajes, así como el humor e ironía que destila ( "farsa en la más pura tradición del humorismo británico, donde lo absurdo y lo extravagante se someten a los dictados de una lógica implacable y peculiar" ha dicho de ella Moncho Alpuente en El País).

Al margen de la trama principal de la obra -los preparativos para la introducción de la pesca deportiva del salmón en una desértica zona montañosa yemení- lo que más me ha atraído del libro ha sido la simpática evolución del tranquilo y anodino trabajo del civil servant inglés, Mr. Jones, a una nueva forma de trabajar consistente en "gestionar un proyecto".

También en nuestro país, la gestión de proyectos va introduciéndose paulatinamente en diferentes ámbitos de la Administración Pública -distintos a los informáticos, de obra pública, etc.- como una forma de dirigir, de alcanzar objetivos, aunque las rígidas y jerarquizadas estructuras administrativas no sean las más idóneas para un trabajo en equipo, multidisciplinar, con plazos previamente fijados y con un calendario que cumplir.

Hace ya casi un año tuve la oportunidad de trabajar con un grupo de empleados públicos, en su mayoría en puestos directivos, sobre gestión de proyectos. Para todos los asistentes supuso una novedad este tema y, al mismo, tiempo, un auténtico descubrimiento. El descubrimiento de un conjunto de técnicas y herramientas que les facilitarían muchas tareas en lo sucesivo porque, en realidad, tenían entre sus manos muchos proyectos que sacar adelante.

En teoría, un proyecto en la Administración Pública se diferenciaría poco de un proyecto en una organización privada, aunque en la práctica nos podemos encontrar con algunas peculiaridades como, p.ej., que la organización administrativa no se encuentra estructurada para trabajar por proyectos o que las influencias y riesgos de caracter social o político adquieren mayor relevancia.

Jornada sobre el Plan de Modernización de Castilla y León



El mes pasado la Junta de Castilla y León me envió su proyecto de Plan Estratégico de Modernización de la Administración para poder estudiarlo y aportar ideas.

Unos días después el grupo de personas que habíamos sido invitados a colaborar de esta forma, con nuestras aportaciones a la redacción del Plan, nos reunimos en una jornada de trabajo con el equipo redactor y con miembros de todas las Consejerías de esa Administración, con el fin de exponerles nuestras impresiones sobre el texto y los proyectos que contiene.

La sesión fue inaugurada por la Consejera de Administración Autonómica -Isabel Alonso- que, algo poco habitual en algunos cargos políticos, tras la apertura de la jornada se sentó entre el público a escuchar las intervenciones, tomando notas sobre las mismas.

También se encontraban el Secretario General de esa Consejería y la Directora General de Atención al Ciudadano y Calidad de los Servicios.

Entre los ponentes se encontraba Manuel Arenilla, Catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Rey Juan Carlos, que repasó concienzudamente las principales fortalezas y posibles mejoras del contenido del proyecto de Plan de Modernización.

Serafín Cuenca, de Zitec Consultores, examinó el carácter estratégico del Plan.

Por mi parte, me detuve en cómo el proyecto abordaba la planificación del cumplimiento de las obligaciones que impone a todas las Administraciones la nueva Ley de Acceso Electrónico.

José Miguel Carreño, de SGS, expuso su opinión sobre cómo desplegar las estrategias del Plan en toda la Administración Autonómica.

Finalmente, Carlos Miller, de la Junta de Castilla y León, narró cómo el Plan estaba siendo redactado con el concurso y participación de los propios empleados públicos.

En definitiva, una jornada completa dedicada a exponer nuestras opiniones sobre distintos aspectos del proyecto con aportaciónd e ideas para su incorporación al texto.

Creo que las previsiones de la Consejería de Administración Autonómica son de someter este proyecto de Plan Estratégico de Modernización al Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León el próximo mes de Abril para su estudio y aprobación.